La discografía pirata de Patricio Rey

Del primer show en un bar salteño al último concierto en el Chateau Carreras, un repaso completo por las grabaciones filtradas de la banda.


Es posible trazar un mapa de huellas perdidas a través de la discográfica pirata de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota: shows en tugurios y grandes estadios, sonido pésimo y algunos con destino de discos oficiales, todavía hoy resulta sorprendente la ausencia de un registro digno que muestre el auténtico poder que la banda tenía en vivo (olvidemos En directo, un pirata oficial poco recomendable). 

Para suplir ese hueco existe una maravillosa memorabilia que en los 80 dormía en casetes con tapas caseras, y en la década siguiente mutó al formato digital mejorando el audio y sumando nuevos conciertos mientras la leyenda crecía como una mancha voraz. 

Muchas de estas perlitas que no se conseguían en Musimundo eran el material clandestino de las cuevas con cartel de disquerías. 

Hoy se pueden descargar gratuitamente con la facilidad de un clic, pero llegan medio huecas: en el camino perdieron el arte de tapa, esos borradores con intenciones estéticas y algunas adorables referencias para saber algo más de las grabaciones secretas de Patricio Rey.


Por Oscar Jalil 

Bar El Polaco Salta, 7-1-78
Con 1.600 kilómetros recorridos y tres conciertos en la capital salteña, los Redondos tuvieron su propia gira mágica y misteriosa. "Al micro le decíamos «El Ex Preso Imaginario», porque todos alguna vez habíamos caído en cana. Creo que nos pararon en todas las camineras de la ruta, zafamos con la excusa de que era un viaje universitario", rememora Pepe Fenton, bajista original de la banda platense e integrante de la troupe rockero-teatral. El audio del concierto del día 7 de enero no es bueno, pero el valor documental supera cualquier suspicacia. Las alocuciones de Sergio Martínez (El Mufercho) en el rol de MC frente a una audiencia que esperaba otra cosa y que incluía a dos comisarios norteños, revelan el espíritu dionisíaco y provocador que dominaba a la banda en plena dictadura. 

Temas claves: "Tómalo de mi espera", "Solita, déjalas solita"
 

Teatro La Cortada 9-12-78
Todo comienza con Mufercho recitando el "Blues del terror azul", de Claudio Gabis: "Cuánto hace que no salgo ni siquiera a caminar, que no veo a mis amigos en un bar para charlar, porque desde que caen las sombras, cae el terror azul sobre la ciudad y los ojos no se miran y las bocas no sonríen con tranquilidad". Los platenses pisan fuerte en el under capitalino (después de haber tocado, en agosto, en el Centro de Artes y Música), participando de la fiesta colectiva en la clandestinidad de un escenario repleto de artistas (Robertino Granados y su Magic Circus, el Ballet Ricotero). Disfrazados y mucho más precisos que en Salta, explotan en versiones que la historia no recordará: "Por fin, por fin" y "El Hidromedusa" muestran a Solari en plan viril mientras Skay dirige con agilidad de baqueano a una tropa desquiciada.

Temas clave: "Imperialismo espacial", "El súper sport"


Demos RCA + Festival Pan Caliente 1982
La nomenclatura de las grabaciones piratas no respeta tiempo ni lugar y hasta puede mezclar un demo casero con el registro en vivo de un recital histórico. El azar y el capricho también se dan cita en este caso: cinco temas grabados en los estudios RCA para la primera grabación profesional de la banda, la misma que empezaría a sonar en las FM porteñas gracias a tipos atentos como Lalo Mir y Alfredo Rosso. A modo de lado B, al demo se suma la presentación de los Redondos en el festival organizado en el Club Excursionistas por la revista de Jorge Pistocchi Pan Caliente. El recital es otra medalla combativa en el historial ricotero: justo cuando las bailarinas Monona y María Isabel realizaban una danza erótica mientras sonaba "Para Monona blues (merca para vender)", la policía irrumpió en el escenario al grito de: "O bajan ellas o subimos nosotros a bajarlas". Y la banda siguió tocando "Blues de la libertad", que años después, en Luzbelito, dejaría de ser un inédito.

 Temas clave: "Superlógico", "Nene nena"


Teatro Margarita Xirgu 13-8-82
No suena bien, pero es un documento para la posteridad. Fiesta ricotera con la participación de las Bay Biscuits, Enrique Symns y Celeste Carballo entre las atracciones. El under porteño ya tiene lenguaje y espacios, un cabaret intoxicado que avanza ante el repliegue de la dictadura: Symns habla de las enseñanzas de Patricio Rey y proclama el estado de las cosas a puro "sexo, drogas y rocanrol". Etapa a go-gó con "El gordo tramposo" y las Bay Biscuits en los coros, o subiéndose al rockito confesional "Mujeres aburridas"; todo por el mismo precio, monólogos lujuriosos y la Carballo desatada cantando "Me vuelvo cada día más loca". Una grabación que preanuncia la efervescencia del destape democrático.

 Temas clave: "Ñam fri frufi fali fru", "Blues del gallo malo"


Ensayos instrumentales de Gulp! 1983
Una auténtica rareza entre los bootlegs de los Redondos. Registrado en los ensayos previos a la salida de Gulp!, la grabación incluye trece tomas instrumentales ya como grupo establecido: Piojo Abalos (batería), Semilla Bucciarelli (bajo), Tito Fargo (guitarra) y Willy Crook (saxo) acompañan a Skay Beilinson en la puesta a punto del debut. Impresiona el aire marcial que impone Abalos desde los parches y los juegos de violas entre Fargo y Skay. Pero lo más interesante aparece en los inéditos como el bluseado "Camila", o la cadencia reggae de "Las piernas de Dolores". Aquí "Yo no me caí del cielo", uno de los grandes clásicos del álbum debut, aparece con su nombre original: "Olor a gato".

Temas clave: "La bestia pop", "Un tal Brigitte Bardot"


Paladium 18 y 25 de octubre de 1986
Gloria del mundo bootleg. Las presentaciones de Oktubre en Paladium marcan el fin de la etapa underground: el galpón oscuro de la calle Reconquista tenía algo de refugio gótico ("para tipos que no duermen por las noches"), y ahí los Redonditos ofrecieron su mejor versión de entidad esquiva, casi secreta y tan arrogante como la prosa brava de Solari. No molestan los acoples, porque suena "El regreso de Mao" -aún inédito- y la guitarra de Skay vuela mientras la chica permanece "con la granada entre las tetas". El Indio todavía no es un héroe de estadio, sigue viajando en clase turista y canta la posta cuando se lamenta "estamos todos en naufragar". Paladium también registra el debut y despedida de Andrés Teocharidis, el tecladista y su órgano Hammond ya tenía un lugar ganado en la banda, pero murió en un accidente. En unos cuantos aspectos, nada fue igual después de Paladium.
Temas clave: "El regreso de Mao", "Música para pastillas"



Cemento 23-5-87
Otro registro mítico y con la yapa de contar a Luca Prodan como invitado. Durante años, algún disquero felón promocionaba el material como una reunión del líder de Sumo con los Redondos. La historia real había sucedido en septiembre de 1982, cuando la banda debía presentarse en el marco de un festival junto con otros grupos en el Polideportivo de Gimnasia Esgrima de La Plata. Esa noche el Indio pegó el faltazo esgrimiendo el lema "solos y de noche", Poli dobló la apuesta e invitó a Luca para suplantarlo y también a Roberto Pettinato. El pelado cantó cuatro canciones y también tomó prestado para siempre "Mejor no hablar de ciertas cosas". De esta reunión no existe registro conocido, y tal vez por ello la noche de Cemento se convirtió en leyenda aunque Luca sólo compartió el micrófono con el Indio en una versión cavernícola de "Criminal mambo".
Temas clave: "Criminal mambo", "Todo preso es político"



The Ricota Bootleg Series


Esquina del Sol 15-7-84 Sonido correcto para una etapa de pub-rock, Gulp! todavía estaba en proceso, pero ya mostraba su poder de fuego en la dinámica que va del cabaret lisérgico ("La bestia pop") al rock-pop de estribillo enfermizo ("Te voy a atornillar"), una novedad con ausencia total de peinados nuevos.


Bar Laskina 23-7-89 Un día después de tocar en el Palacio Peñarol de Motevideo, los Redondos continúan su minigira uruguaya en el pub Laskina. Ni el dueño podía creerlo así que registró todo el show desde la consola, y hasta subió a tocar la viola en "Maldición va a ser un día hermoso". A pesar de la afonía del Indio, el concierto es pura energía a dos metros de la gente y recuerda la etapa de bares de Patricio Rey, como la memoria que rescata al "Blues de noticiero".


Estadio Obras Sanitarias 3-12-89 El primer escalón hacia las altas cumbres tuvo una doble jornada en Obras, el registro pertenece a la segunda noche con ¡Bang! ¡Bang!... Estás liquidado como objeto de fascinación. Mucho rock para los dientes, sonido de consola y varias alusiones de Solari sobre viejos camaradas que no soportaron el crecimiento exponencial que vivía la banda.


Ensayo 2001 A pocos días del último concierto de Córdoba, es posible ingresar en la trastienda ricotera. Compilados en dos CDs, se escuchan la mayoría de los temas que integrarán el setlist final. Audio excelente y algunos pifies vuelven aún más entrañable la grabación. Ahora todo suena a despedida: los aullidos del Indio antes de arrancar "Mi perro dinamita" o el balbuceo tratando de domar la letra de "Un ángel para tu soledad" parecen piezas documentales, pero lo más extraño aparece con la versión de "Jijiji" sin pogo.


Estadio Chateau Carreras Córdoba 4-8-01 Nadie, ni los propios protagonistas imaginaban que esa tarde-noche de agosto sería el comienzo de un período sabático que ya cumplió once años. Tampoco que la grabación del concierto se filtraría por cañerías piratas en su momento para luego permanecer en internet a pesar de las restricciones. Son veinticinco temas en alta calidad sonora e incluye algunos pases de comedia como la memorable puteada del Indio a un fan con buena puntería: "¿Por qué no venís al camerino a tirarme cosas?". En la última recta, una emotiva versión de "Un ángel para tu soledad" despide a todos con esa frase categórica de Solari: "Preso de tu ilusión, vas a bailar, a baila, bailar.".

Fuente: RollingStone Argentina
Foto: Web
Videos: YouTube.

Traductor